Mi primera Cerveza II , envasado.

Fue como un parto prematuro, al menos de unos días. El embotellado se adelantó unos cuatro días a lo preestablecido en la receta y recomendaciones del Kit de Family Beer.

¿Qué pasó en estos días?

Los primeros tres días fueron realmente de mucha actividad dentro del fermentador. Debo decir que estaba asustado por lo que sucedía ahí dentro. Parecía una olla que hervía, las levaduras estaban como locas comiendo, comiendo y comiendo. El Air-Lock borboteba a un ritmo muy rápido.

Esto significa que el proceso de fermentación se había activado correctamente que todo funcionaba como suponía debía serlo.

A partir del cuarto día el ritmo bajó. Pasaban varios minutos hasta que se veía algún movimiento.

El sexto día todo se detuvo. Y ahí pensé: ¿en que la cagué?. 

De repente era como si las levaduras se hubieran comido todo. En el culo del fermentador se formó una capa de residuos grisáceos.

Otra vez me asusté y empecé a indagar por la cervepedia.

Que las levaduras se murieron, falta de oxígeno, cambios bruscos de temperatura, levadura caducada…todo eso me encontré y algunas cosillas mas aunque menos creíbles.

Había que tomar una decisión.

CERVEZA CASERA

Envasar y reactivar esas levaduras, si es que aún quedaba alguna viva. Cuatro días antes de lo previsto.

Otra vez, una media hora tardé para higienizar todos los elementos que iba a usar para el envasado, la mesada y la barra de trabajo.

No usé azúcar ni dextrosa para reactivar las levaduras, no quiero tener dolor de cabeza cuando beba mi cerveza. Me incliné por miel de buena calidad reducida en agua y mezclada con la cerveza aún verde.

Justo antes de comenzar con el traspaso del líquido a la miel pude observar que aún había vida en el fermentador, ví movimiento, sonreí porque quedan esperanzas de que al final logre cerveza.homebrewing craft beer

Me salieron casi 4 litros, un poco menos de lo que se preveía. Algo se habrá perdido en el traspaso, que no es tan fácil como lo pintan en la receta del Kit. Y un litro de pozo de levadura que va a deshecho.

Probé la “cerveza verde” (nada que ver con Heineken) y la verdad que tiene sabor a cerveza, eso es muy bueno, sólo le falta el punch que le dá la carbonatación.

Se lo dejamos a las levaduras vivas y a su apetito insaciable que ahora cambiaron de envase pero no perdieron su objetivo: fabricar mi primer cerveza casera.

homebrewing

En un par de semanas: La Cata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s